Escuela AvesdeBarrio: Pollito ¿huérfano?

En este periodo del año es probable que encontremos aves jóvenes “caídas” al suelo y en “apuros”. El impulso que sentimos por intentar ayudar y salvar a tan indefensas criaturas suele ser en realidad una condena para estas aves, ya que en realidad están haciendo justamente lo que su naturaleza dicta: abandonar el nido cuanto antes.

Las buenas intenciones llenan los cementerios

Todos hemos tenido la tentación de recoger un pollito asustado (que en realidad está asustado por nuestra presencia), pero hemos de saber que al capturarlo por muy buenas que sean nuestras intenciones, estamos haciendo más mal que bien en la mayoría de ocasiones.

Las crías de la mayoría de aves se desarrollan a una velocidad vertiginosa y por ejemplo un gorrión puede abandonar el nido antes de cumplir las dos semanas de edad. Ello se debe entre otras cuestiones, a que en el nido las aves son extremadamente vulnerables a la depredación, e intentan abandonar el mismo lo antes posible, aún cuando todavía faltan unos pocos días para que sean capaces de volar con cierta solvencia. Esto en realidad no es ningún problema, sus padres se siguen encargando de alimentarlos durante este periodo, localizándolos con facilidad por sus llamadas.

Es realmente difícil que una cría sea realmente abandonada por sus padres, ya que el instinto de sacar adelante a sus crías prevalece por encima de casi todo. Así que no, lo más probable es que esa cría que revolotea con cierta torpeza por el suelo no sea huérfana, simplemente está dando sus primeros pasos fuera del nido, bajo el atento cuidado de sus padres.

Este pollito está completamente emplumado:

No necesita de nuestra ayuda

Este pollito está sin emplumar:

Sí necesita ayuda

¿Y si realmente está en peligro?

Cuando un pollito está completamente recubierto de plumas, es probable que su situación fuera del nido sea completamente normal, voluntaria, y no requiera ningún tipo de intervención por nuestra parte.

Es más, algunas aves son extremadamente precoces a la hora de abandonar el nido, como en el caso de las rapaces nocturnas. Sirva de ejemplo el búho chico, que siendo apenas una bolita de plumón puede haberse alejado ya de su nido y sus hermanos (que habrán hecho lo mismo), moviéndose por ramas o matorrales desde los que se pasará la noche reclamando comida a sus padres (reclamaciones que serán atendidas con total normalidad).

Para muchas personas puede ser difícil valorar cuando un ave ha caído prematuramente del nido o presenta el desarrollo adecuado para estar fuera de él. En estos casos lo mejor es no intervenir y dejar a la cría allí dónde está, únicamente cuando estamos cien por cien seguros de que un ave no es capaz de valerse por si misma o con la ayuda de sus padres procederemos a ofrecerla esa pequeña posibilidad de salvarse recogiéndola y llevándola a un centro de recuperación de fauna en el que tengan los medios y conocimientos para criar con ciertas garantías al pollito.

Vencejos, aviones y golondrinas: siempre necesitan ayuda

Como dicen, no hay regla sin excepción, y lo dicho hasta ahora también tiene una excepción muy clara: cualquier cría que encontrada en el suelo de vencejo, avión, o golondrina, es seguro que requiere de nuestra ayuda, pues estas aves solo abandonan su nido cuando ya son capaces de volar adecuadamente. Las crías de estas especies son especialmente difíciles de sacar adelante por medios propios. Por ello, si bien siempre es conveniente que llevemos a las aves huérfanas a un centro de recuperación de fauna, en el caso de estas especies es aún más recomendable.

Los vencejos requieren ser alimentados con insectos, tienen un desarrollo lento durante el cual deben recibir comida cada pocas horas, hay que vigilar diariamente su peso y deben ser manejados con sumo cuidado para evitar dañar su plumaje, del que dependen sus posibilidades de supervivencia.

Sacar adelante un vencejo es una responsabilidad que implica unos cuidados que pocos podemos ofrecer.

En la siguiente página encontrarás excelente información sobre la cría de vencejos (e hirundíneos) caídos del nido: http://www.falciotnegre.com/index.php/es

¿Con quién contacto si encuentro una cría realmente huérfana?

Puede que un vendaval primaveral, una ola de calor, o la visita de un depredador al nido, ocasiones la caída (o el salto) de una cría realmente prematura, que apenas será capaz de mantenerse en pie por sí misma y que todavía estará sin emplumar por completo. Cuando estamos seguros de que estamos ante esta situación, el primer paso sería buscar en nuestro navegador del móvil si en nuestra provincia hay algún Centro de Recuperación (o consultar la lista que facilitamos más abajo) e intentar contactar con ellos para ver si pueden hacerse cargo de ella. En caso afirmativo es posible que tengamos que acercarla a sus instalaciones nosotros mismos (los medios de estas entidades son limitados y simplemente no son suficientes para poder desplazar personal para cada aviso recibido).

Si esta opción resulta imposible, debes saber que a la dificultad de criar con éxito por nosotros mismos a un pollito de un ave silvestre, hay que sumar que normalmente estas aves quedan tan improntadas por el ser humano que su recuperación para una vida salvaje suele ser muy improbable.

Por último recuerda que en SEO/BirdLife hacemos muchas cosas por las aves, pero no somos un Centro de Recuperación, no tenemos ni hospital, ni veterinarios, ni servicio de recogida de aves, así que no podremos ayudarte en una situación de este tipo.

En ningún caso:

Alimentar a la cría con leche, galletas, o miga de pan.

Da igual la especie: necesitan proteínas para desarrollarse adecuadamente. La leche puede matarla directamente.

Mojar las narinas (orificios sobre el pico por los que el ave respira) al intentar dar de beber a la cría.

Lo más probable es que la condenes a una muerte lenta y dolorosa.

Manipular al ave con las manos en contacto con el plumaje más de lo imprescindible estropeará sus plumas e incapacitará al joven ave para la vida en libertad.

El mejor lugar para mantener un ave mientras se traslada a un Centro de Fauna, es en el interior de una caja oscura, con algún orificio de ventilación, y con el fondo cubierto de papel absorbente.

Luis Martínez Martínez

Área Social – SEO/BirdLife

Contacto: avesdebarrio@seo.org

Fotografías: Shutterstock.com / Luis Martínez

Related Posts