Beneficios de tener aves cerca

La riqueza y abundancia de aves está considerada como un indicador directo del estado de los ecosistemas y su nivel de conservación, como demuestra el hecho de que el estado de conservación de las poblaciones de aves comunes sea reconocido por Eurostat como un indicador de la calidad ambiental. Lo que es bueno para las aves, es bueno para nosotros y por ello es importante cuidarlas.

Más aves = menos mosquitos y moscas

En la época estival en la que empiezan a proliferar moscas y mosquitos, conviene que todos recordemos a los mejores insecticidas que existen: las aves insectívoras y especialmente las que conviven con nosotros año tras año desde hace milenios: golondrinas, vencejos y aviones. Por eso, es necesario conservarlas y protegerlas.

Además en épocas de sequía como la que estamos viviendo, las poblaciones de estos insectos se disparan, incluso pudiendo generar alarmas sanitarias como la ocurrida con la mosca negra, en clara expansión en España. Ante esta expectativa proponemos “ayudar” a vencejos, golondrinas y aviones a que aumenten sus poblaciones, o al menos mantener sus nidos para que no disminuyan ya que es ilegal retirarlos.

Una sola golondrina o una familia de ellas en tu casa, producirá grandes beneficios:

Tener aves cerca es bueno para la salud.

Los trabajadores de espacios cerrados como las oficinas pueden descargarse del estrés observando aves desde su ventana. Esto es lo que se desprende de un estudio publicado en la revista Bioscience, que demuestra que ver aves alivia la ansiedad y la depresión. No se trata de apuntarse a un maratón ornitológico (que también está muy bien) sino del hecho cotidiano de mirar a los pájaros y su entorno circundante, como árboles y arbustos, mientras paseamos por el barrio, vamos de compras o nos desplazamos al trabajo. Según los científicos, este simple hecho puede mejorar la salud mental de las personas, incluso si no se vive en una zona rural.

Enlaces de interés:

Related Posts