Aves y edificios; problemas y soluciones

Avanzado el verano las especies migratorias como vencejos, golondrinas y aviones abandonan una año más nuestro país poniendo rumbo a África. En este momento debemos llamar la atención sobre dos de las amenazas más importantes que han tenido que afrontar estas aves durante el tiempo que han permanecido en nuestros pueblos y ciudades.

Dos amenazas concretas: destrucción de nidos y cristaleras.

La primera de estas amenazadas es la destrucción de sus lugares de nidificación y refugio. Miles y miles de nidos de golondrinas y aviones son destruidos cada año de forma intencionada para evitar la suciedad que acarrea su presencia, o de forma “colateral” por la realización de obras de rehabilitación y reforma en los edificios o estructuras en los que intentan criar (algo que afecta a otras muchas especies de aves).

En SEO/BirdLife recibimos cada año decenas de denuncias ciudadanas con motivo de la destrucción de nidos que afectan principalmente a golondrinas, aviones, vencejos y cigüeñas, siendo eliminados en la mayoría de los casos sin la preceptiva autorización administrativa, impidiendo que sus habitantes se reproduzcan esa temporada e incluso costando la vida de pollos ya nacidos.

Llama la atención especialmente que algunas ocasiones, las obras que provocan la destrucción de nidos son promovidas y/o financiadas por las administraciones públicas. Esto sucede por ejemplo en la restauración de monumentos o edificios históricos o en obras destinadas a la rehabilitación energética de edificios que en la mayoría de los casos cuentan con subvenciones.

La segunda de las amenazas que enfrentan las aves relacionada con los edificios es la colisión contra cristales. Los ventanales transparentes o los que reflejan el cielo o la vegetación circundante por efecto espejo, resultan invisibles para las aves. De esta forma cada año mueren millones de aves en todo mundo, un problema que además va en aumento debido al creciente uso de este material en edificios e infraestructuras.

NOTICIAS RELOCIONADAS:

Soluciones:

Estas dos amenazas para la biodiversidad tienen en común que pueden ser fácilmente solventables con un adecuado conocimiento del problema y con la implicación de las administraciones y profesionales del sector de la edificación y la planificación urbana. Por ello, desde SEO/BirdLife reclamamos que las administraciones públicas tomen conciencia de la situación y actúen, en el ámbito de sus competencias y de forma coordinada, para evitar que estas amenazas persistan.

  • Establecer protocolos y mecanismos en todos los niveles de la administración (estatal, regional y local) para garantizar que la protección de la biodiversidad se tiene en cuenta para la concesión de licencias de obra; tal y como ya se hace por ejemplo, para la protección de nuestro patrimonio arqueológico e histórico. Una medida eficaz consiste en incluir la obligación de realizar un informe previo de incidencia sobre la biodiversidad, que evalúe los efectos de los nuevos edificios y obras de rehabilitación sobre la biodiversidad y establezca medidas para evitar, minimizar y, en su caso, compensar las posibles afecciones.
  • Elaborar a nivel estatal un Documento Básico sobre la protección de especies silvestres en el Código Técnico de la Edificación, que garantice que tanto las nuevas edificaciones como las rehabilitaciones son respetuosas y favorecen, en la medida de lo posible, la biodiversidad del entorno.
  • Las administraciones autonómicas, competentes en la protección de la fauna silvestre, deben ser más rigurosas en la concesión de permisos, autorizando la retirada de nidos solo de forma excepcional y por motivos justificados, tal y como establece la legislación. Además, deben velar por el cumplimiento de la legislación en esta materia, vigilando que se respeta la biodiversidad y actuando con contundencia para frenar las amenazas de las especies silvestres también en los entornos urbanos.
  • Las entidades locales constituyen la administración más cercana a los ciudadanos, por lo que además de tener en cuenta la biodiversidad en los procedimientos de concesión de autorizaciones de su competencia, tienen un papel fundamental en la información y concienciación de los ciudadanos. Pueden y deben promover actuaciones de protección y fomento de la biodiversidad en edificios municipales e incentivarlas en edificios privados, de forma que sirvan como ejemplo para el resto de la ciudanía.

En general, administraciones, empresas y ONGs deberían informar y concienciar a la ciudadanía sobre la necesidad de conservar la biodiversidad en los entornos urbanos y los beneficios que esta tiene para los seres humanos. Por ejemplo, las golondrinas, los aviones y los vencejos se alimentan de insectos, ayudando a controlar las poblaciones de moscas y mosquitos, tan molestas en verano para las personas. Son cada vez más numerosos los estudios científicos que hablan de los beneficios del contacto con la naturaleza para las personas y por ello los gestores públicos deben garantizar que los ciudadanos tengan la oportunidad de disfrutar de ellos en los entornos urbanos, en los que actualmente se concentra la mayor parte de la población (cerca del 80% en España).

Beatriz Sánchez Cepeda

Programa de Biodiversidad Urbana – SEO/BirdLife

Contacto: avesdebarrio@seo.org

Fotografías: Shutterstock.com

Related Posts