Aves de Barrio: una campaña necesaria

Desde el año 1954, en SEO/BirdLife nos hemos volcado en la lucha por la conservación de las aves de nuestro país en campos, bosques, mares, montañas, ríos, y en cualquier otro lugar donde éstas se enfrentaran a riesgos que pusieran en peligro su supervivencia. A lo largo de este más de medio siglo muchas cosas han cambiado, tanto en nuestro entorno natural como en nuestra propia sociedad, poniendo a prueba la capacidad de adaptación de las aves y de nuestros esfuerzos por realizar una labor de conservación eficaz.

Probablemente, hace unos pocos años  hubiera sorprendido plantear una campaña de conservación con el gorrión común y la biodiversidad urbana como protagonistas y de hecho es probable que muchas personas se sorprendan igualmente a día de hoy. Pero tal y como señalaba anteriormente, tanto naturaleza como sociedad cambian.

Hoy las aves urbanas se han convertido en epicentro de investigaciones dirigidas a estudiar los cambios evolutivos que sufren las especies al adaptarse a un nuevo entorno y, desde este punto de vista, las ciudades son para muchos científicos lo que en su día fueron Las Galápagos para Darwin.

Para muchas especies de nuestra fauna, las ciudades irónicamente se han convertido en refugios en los que prosperar, o al menos resistir, como en el caso de algunas poblaciones urbanas  de halcón peregrino que crecen frente al declive de las poblaciones “silvestres” más próximas.

Otras aves han modificado de tal manera sus hábitos para aprovechar la amplia presencia del hombre en el territorio, que resulta complicado encontrarlas en sus hábitats de cría ancestrales, como en el caso del gorrión común, el vencejo común o el avión común. Allí donde el modelo de desarrollo urbanístico lo permite, son infinidad las formas de vida capaces de encontrar la forma de sobrevivir y reproducirse exitosamente a la puerta de nuestros hogares.

Por otro lado vivimos en una sociedad que día a día se vuelve más y más urbanita, tendencia que se acrecentará hasta que la mayoría de personas del planeta habiten en ciudades. Según Naciones Unidas, en 2050 el 68% de la población mundial vivirá en ciudades. Este crecimiento implica una irremediable expansión urbana, que se producirá a costa de ambientes naturales, siendo necesario que durante este proceso se tenga como objetivo la preservación de la máxima biodiversidad posible a través de su integración en las fases de planificación del desarrollo urbano.

Otros factores asociados al proceso de crecimiento de las ciudades son el aumento de los problemas derivados del consumo de recursos, la generación de deshechos y la contaminación, provocados por miles de personas viviendo y desplazándose en un territorio reducido. Esta contaminación se cobra un alto precio en forma de muertes prematuras, y también repercute sobre la fauna urbana, como demuestran numerosos estudios realizados con aves y que encuentran como en la ciudad padecen un envejecimiento acelerado. Sorprendentemente es posible que sea más fácil concienciar a la sociedad de la necesidad de alcanzar un modelo de ciudad más saludable a través de los efectos que la contaminación y otros factores tienen sobre la salud de la fauna urbana que sobre la nuestra propia.

Y por último, pero no por ello menos importante, debemos recordar que los que hoy somos conservacionistas, lo somos por que en algún momento al entrar en contacto con la naturaleza descubrimos un mundo fascinante que aprendimos a valorar. Ahí radica otro de los grandes valores de la biodiversidad urbana: ser la puerta de entrada para que muchas personas descubran la naturaleza que vive a las puertas de sus hogares, sirviendo para concienciar a futuras generaciones de la necesidad de preservar la biodiversidad con la que compartimos este planeta tan único y especial: nuestro hogar.

Para ello nace la campaña Aves de Barrio con el gorrión común como especie bandera, para lograr ciudades más verdes, biodiversas, amables y saludables, dando a conocer el valor de nuestra biodiversidad urbana, estudiando cómo le afectan la transformación de las ciudades y su relación con nuestra propia calidad de vida, los problemas que enfrenta, y la necesidad de abordar soluciones que permitan establecer un desarrollo sostenible que garantice su futuro y el nuestro.

 

Eso es Aves de Barrio, una apuesta por un futuro mejor para todos.

Beatriz Sánchez Cepeda

Programa de Biodiversidad Urbana – SEO/BirdLife

Contacto: avesdebarrio@seo.org

Fotografías: Shutterstock.com

Related Posts